miércoles, 28 de noviembre de 2007

Frase de la semana antepasada.


"No llores porque terminó, sonríe porque sucedió"


Se que esta es una frase muy trillada sin embargo las palabras se apropian de un nuevo significado cuando se ajustan tan perfectamente a tu vida. Resulta difícil aplicar este aforismo a la vida, en especial cuando lo que sucedió y terminó fue tan significativo y especial. Pero si alguien lo dijo y se sigue diciendo es porque hay sabiduria oculta entre cada letra.

Podemos afrentar los desenlaces de dos formas: lamentándonos por el fin o alegrándonos al recordar los gratos momentos que pudimos vivir y que nadie más experimentó. Sólo así evitarás que tu vida se vuelva miserable y aciaga y en cuanto menos te lo esperes el sol que tanto anhelabas irradiará desde la sonrisa dibujada en tu cara.

1 comentario:

Michelle Díaz dijo...

Tienes toda la razón hay que estar felices por lo que pasó, sin duda ha sido la mejor parte de mi vida, estos años que pasé contigo, créeme no hay día que no recuerde algun momento especial, no hay lugar por el que pase sin recordar alguna anécdota, chiste, comentario, detesto salir a lugares con mis amigos, porque todos tienen una historia contigo y no se puede reescribir en ella. De estos días que han pasado no he tenido recuerdo malo de nuestra relación, eso quiere decir que no estabamos tan mal después de todo, que fuimos un gran pareja de 97, lástima que no pudimos llegar al 100, espero algún día se pueda, pero sino... Pues ya ni modo. Sonríe por lo que pasó, que creo yo fue algo muy bueno.

Te quiero mucho

Cuidate

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

(Cuéntalas x)