jueves, 12 de marzo de 2009

Frase de la semana



"Donde la imaginación está ausente no hay horror posible."
Arthur Conan Doyle (Sherlock Holmes, Estudio en escarlata)

Imaginación es definida por la RAE en una tercera acepción como Imagen formada por la fantasía. Y es que es verdad, el miedo en sí mismo, aislado totalmente no existe, requiere de nuestra imaginación para manifestarse.
Hace algún tiempo leí un artículo que explicaba como operaba el miedo en los humanos, el proceso y sus componentes principales. En resumen, se exponía que el miedo era una reacción que nos permitía estar más alertas ante una situación percibida como peligrosa, y esta reacción se basaba en un proceso mental que procesaba los estimulos sensoriales para obtener una conclusión. Es por esto que al caminar por el monte y ver de reojo algo delgado y alargado, retorcido y de un color verde sospechoso nos espantamos de que pudiera ser una víbora puesto que todos sabemos que algunas serpientes son muy venenosas, sin embargo no siempre le atinamos y a veces nuestra imaginación nos hace ver víboras en vez de mangueras, ramas u otras cosas.
Es ahí cuando a veces la misma imaginación que nos permite ser creativos y obtener soluciones a problemas a veces nos juega chueco y nos hace creer cosas que no son angustiándonos sin razón e incluso a veces a actuar irracionalmente. Es como el forward que recibí hace tiempo, que se burlaba de nuestras patéticas reacciones al miedo en nuestra cama a la hora de dormir; taparse hasta la cabeza, cerrar los ojos, meterse debajo de la almohada son tonterías que en caso de verdadero peligro no nos servirían de nada.
Es por esto que hay que aprender a administrar nuestra imaginación, dominarla y prescindir de ella en ciertas ocasiones. Todos los excesos siempre son malos.

1 comentario:

mimielizay dijo...

"Si los tiburones fueran personas, cuando un pececillo se lastimara su aleta, le pondrían inmediatamente un vendaje de modo que el pececillo no se les muera antes de tiempo".