domingo, 22 de noviembre de 2009

2012





Hola de nuevo a todo mundo!
Sè que he estado màs que ausente pero imagìnense: es mi última semana como estudiante de tiempo completo, imagínense...
De hecho en estos momentos debería estar durmiendo o haciendo tarea pero vengo saliendo del cine, de caminar varias cuadras sólo por la penumbra citadina regiomontana y de sentarme afuera de mis propios departamentos sin poder acceder a la vez que cargaba una bolsa de navidad con una caja dentro que contiene zapatos.
Pero bueno, me he decidido a escribir esta madrugada porque tiene un buen que no lo hago y porque siento que debo hacerlo (sonrisa).
Vengo (màs bien, vine) saliendo del cine, de ver 2012.
Sì, ya sé. Realmente no esperaba mucho más que ver cómo se acababa el mundo gracias a la magia de los efectos especiales del siglo XXI. Osease, no esperaba mucho sin embargo he de confesar pública y abiertamente que me gustó. Me gustó no porque la película sea muy buena puesto que por lo que he visto, en el mundo de la crítica cinéfila esta cinta salió muy mal parada, cuestionada sobretodo por lo endeble de su argumento. Cosa que es cierta, hasta cierto punto. Sin embargo no me siento tan mal por haber disfrutado 2 hrs y media de apocalipsis continuo pues aunque no lo crean cuando acabó la película gran parte de la audiencia aplaudió. Yo no.
No hablaré mucho ni intentaré reseñar la película, sé que soy muy malo para eso, me vale pero esta vez no lo haré sino más bien compartiré algunos "insights" muy míos.
En primer lugar me gustó porque yo quería que me gustara; me encantan, me fascinan este tipo de películas, el contemplar desastres naturales y catastrofes que muestran el poder de la naturaleza en cualquier formato audiovisual me produce una gran fascinación por eso disfruto tanto de éstas películas pues no me importa la trama.
Y esta, si la medimos de qué tanto y qué tan bien se vió de destrucción es buena, algunas "jaladas" pero no tantas como me esperaba.
Todo el tiempo todo es predecible, creo que cualquiera de nosotros pudo haber escrito el guión; así que creo que retratata de una forma bastante llana pero real la condición humana del siglo XXI: divorcio como estilo de vida promedio, niños que pierden la inocencia, ilusión y obediencia a temprana edad, la prevaricación, la superposición del dinero a la humanidad, la crueldad humana, el vacío matrialista, la desatención de los gobiernos a la ciencia, la notable polarizaciòn de poder en el mundo,etc., etc.
Cabe mencionar que probablemente esta sea la película más sangrienta de la historia pues según otro hermano bloguero en esta película murió el 99.7% de la humanidad, algo así como 4.895 mil millones de vidas humanas.
Pero a mí me gustó porque me dejé llevar, me emocioné y me empaticé (cómo les digo que ek ingeniero químico al lado mío se mordió las uñas toda la película) pues me acordé de mi familia, de cuánto los quiero y demás, y sobretodo, me puse a pensar en lo fatuos e insignificantes que somos. Es un ejercicio mental loable el darse cuenta de que todos nuestros avances tecnológicos y científicos no son nada contra la fuerza y belleza que este planeta tiene potencialmente. El ver como todos los coches del mundo y los edificios más cachés se deshacían por montones y montones como basura inservible mientras sucumbían a la furia de "la madre naturaleza" me hizo recapacitar en que los zapatos que acababa de comprar y para los cuales me tardé como una hora en elegir no valen nada, al igual que la macbook pro o el nuevo bentley todo después de todo es basura y nuestro sistema económico y social es tan endeble que si se acabara el mundo como en la película no sabríamos qué hacer. Aquí aplica esa gran frase: "No somos nada".
Segundo (y tal vez último pues en verdad tengo cosas que hacer), todo mundo nos imaginamos fines del mundo y creo fervientemente que todos los humanos vivientes (al menos la mayoría) vivimos con esa conciencia intermitente de que a la humanidad le queda poco. Déjenme decirles que yo creo que es verdad.
Dada mi fe y convicciones cristianas (sí. . .) creo firmemente que la humanidad se aproxima a su "hasta aquí" a una velocidad expotencial. Y es que. . . a poco realmente creen que la salvación de todo está en el hombre? Creo que nuestra historia nos grita a todo pulmón que no, que no somos capaces de salvarnos a nosotros mismos y que definitivamente vamos a acabar con todo lo que existe porque sencillamente vamos a acabar con nosotros mismos.
No me malinterpreten, no todos los humanos somos escoria, hay muchas honrosas excepciones y creo en el amor, en la fe y en la esperanza como en gente que todavía te sonríe y ayuda sin conocerte, pero. . .estamos mal, estamos condenados porque cada vez vamos perdiendo eso, eso que nos puede salvar eso que nos puede y nos va a salvar si queremos.
No es un arca creada con la más avanzada tecnología la que preservará nuestra existencia sino más bien el abrir y conectar nuestra existencia con la fuerza, poder y persona más grande que existe, ha existido y existirá en el universo: el amor.
Dios es amor por ende el amor es Dios, Dios existe y es el amor. Y como prueba arquetípica de ello está registrado el evento más amoroso de todos los tiempos: el amor se hizo persona y decidió morir por todos nosotros, sin conocerlo y sin merecerlo. Tan poderoso resultó ser el amor que no sólo bastó para resucitarse a sí mismo al tercer día sino para permitirnos gozar de vida eterna desde ya.
No hablo de religión habló de una conexión verdadera con el amor porque, informo el amor es una persona, una persona con la que se puede tener una relaciòn y, oh sorpresa! esa persona està interesada en concernos íntima y personalmente para vivir eternamente felices por siempre.
Vayan a la iglesia que quieran, busquen lo que quieran pero busquen al amor y si encuentran otra persona que sea más amor que Jesucristo me avisan pues sólo a través de él y lo que hizo podemos ser salvos de la destrucción venidera. Lo demás es secundario, mientras reconozcas que no puedes, que eres malo y aceptas el sacrificio de amor y redentor como la única forma de sobrevivir por siempre ya está. Lo demás viene sólo. Si haces esto entonces cuando veas 2012 podrás salir confiado de que sí en este momento se acaba el mundo y el mar engulle toda América estarás iniciando tu viaje a la eternidad. . .XD
Saludos!
Gracias por leer. Prometo la semana que viene alguna que otra sorpresa

2 comentarios:

hallezandra dijo...

siempre es un gusto leerte.
saludos jedi

Jediael dijo...

Y siempre es un gusto ser leído por lectoras como tú mi estimada.
;)
Saludos!