lunes, 10 de mayo de 2010

Mi mamá detiene un microbús con una mano

Hace pocas horas lo recordé, fue verídico y procedo a relatarlo. Fue hace ya varios años, no recuerdo si mi hermana ya había hecho su aparición estelar en este mundo, tal parece que no puesto que no sale en mi memoria; resulta que era un domingo y mi madre y yo nos dirigíamos hacia la iglesia (tampoco recuerdo dónde estaba mi papá ese día) en un "micro" de esos coordinados, los pozarricenses saben bien a cuáles me refiero, al parecer íbamos muy temprano, (costumbre que, si he de ser sincero, hemos perdido un poco últimamente). Mi mamá se bajó primero del autobús y me esperaba abajo apeada del microbús y justo cuando yo apenas iba a bajar el negligente conductor arrancó; me imagino que grité o algo (tenía 6 años cuando mucho) y mi mamá de una forma por demás increíble sujetóse fuertemente del pequeño barandal metálico de la puerta plegable trasera, tanta fue su fuerza que el microbús con todo y sus pasajeros y su torpe conductor no pudo avanzar mas que pocos metros. El conductor al percatarse de que su armatoste no avanzaba cual barco atado al muelle que intenta zarpar inútilmente mira por instinto hacia atrás y me ve y frena, es entonces cuando salto rápidamente hacia el bienamado suelo donde estaba mi madre.
Estoy seguro de que íbamos muy temprano puesto que mi mamá pudo aprovechar para testificar* frente a la congregación relatando la historia que acabo intentar de compartirles.
Sé que suena irreal pero me acuerdo perfectamente porque horas e incluso días después mi mamá tuvo un dolor y una gran inflamación en su brazo izquierdo producto de la extraordinaria fuerza. Y es que se han registrado historias parecidas en las que un padre/hermano/esposo obtiene fuerza, rapidez o perspicacia sobrehumanas en cuanto su ser amado está en peligro así podemos relatar historias de hermanos que levantan coches para salvar al hermano que quedó debajo tras el accidente, padres que con reflejos impresionantes se lanzan sobre el pequeño hijo que iba a caer en una fosa profunda o madres cuyo amor y cariño proveen de una fuerza mayor a los "X" caballos de fuerza que pueda tener un microbús.
No cabe duda que ellas son capaces de cualquier cosa posible o no por sus hijos, su amor y cariño incondicional son bendecidos con dones que sobrepasan nuestra cotidiana realidad. Por eso hoy y siempre:
"Madre querida te guarde El Señor y siempre te colme de su bendición"



*En algunas iglesias cristianas se acostumbra que en algún momento del servicio algún feligrés comparta públicamente alguna experiencia que considera fue obra de una intervención divina con el fin de agradecer públicamente a Dios y fortalecer la fe de la iglesia.

4 comentarios:

~Coraline dijo...

mira vos que buena onda, aqui el dia de las madres es -si no recuerdo mal- en octubre todavia falta un poco, de hechos asi en mi vida no me acuerdo pero que me defiende como una tigresa a la que le tocaron los cachorros si jajaja

saludos a tu mami!

Jediael dijo...

Gracias, en Octubre me felicitas a la tuya pues,jaja. Saludos!

Jediael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jediael dijo...

Hey thanks a lot man, really... I apreciate yout adwords ;)